Carmignac

Entender los bonos en solo unos minutos

  • Publicado

¿Qué es un bono? ¿Cómo funciona este activo financiero? ¿Qué ventajas tiene? Todas ellas son las preguntas que un inversor particular puede plantearse cuando un asesor financiero le pregunta si quiere invertir en acciones o en bonos.

A continuación, algunos elementos para entender mejor los bonos, una clase de activos a menudo desconocida, aunque mucha gente ya tiene bonos sin necesariamente saberlo a través de planes de pensiones o seguros de vida, por ejemplo.

  • ¿Qué es un bono?
    Carmignac

    Un bono es un préstamo emitido por un Estado, una administración o una empresa para financiar su actividad económica o su desarrollo (carreteras, servicios de telecomunicaciones, adquisiciones, etc.). Al adquirir un bono, un inversor presta dinero a cambio de un rendimiento (el cupón) a lo largo de un periodo de tiempo específico que se conoce desde el principio. Cuando el bono vence, salvo que se produzca una quiebra, el emisor devuelve el capital que tomó prestado inicialmente.

    Un bono es un contrato por el que el emisor se compromete a devolver el préstamo que contrae. Por lo tanto, el criterio más importante a la hora de invertir en bonos es la capacidad del emisor para devolver su deuda, su solvencia, independientemente del crecimiento de su negocio. Así pues, resulta del todo posible comprar bonos emitidos por empresas con poco o ningún crecimiento de sus beneficios si tienen la capacidad de devolver la deuda.

    Los bonos son el tipo de activo financiero más común de la denominada «renta fija» (en inglés, Fixed Income). Los valores de Fixed Income se denominan así porque proporcionan al inversor una renta fija, a diferencia, por ejemplo, de la renta variable tradicional, cuyos dividendos pueden variar de forma considerable.

  • Las principales características de un bono son:
    Carmignac
    • el valor nominal o valor del bono en el momento de la emisión;
    • el vencimiento, que fija la duración del préstamo;
    • el cupón, que se corresponde con los intereses pagados;
    • la moneda de emisión o divisa en la que se emitió el bono;
    • la calificación crediticia, que mide la calidad de la solvencia del emisor;
    • la naturaleza del tipo de interés, que define si el tipo de interés del bono es fijo, variable, o de cupón cero.
  • Cómo funciona un bono
    Carmignac

    Al contrario de lo que se piensa, un bono no es un activo financiero cuyo valor se mantiene estable en el tiempo, sino que evoluciona entre la emisión y el vencimiento del bono. Un inversor puede encontrarse con un bono cuyo precio sea inferior al precio de compra. Además de la ley de la oferta y la demanda, los cambios en los tipos de interés pueden influir de forma directa en las variaciones del precio de un bono.

    Antes del vencimiento, el precio de un bono varía de forma inversa a los tipos de interés: sube si los tipos bajan y viceversa.

  • ¿Por qué las tasas de rentabilidad pueden ser diferentes?
    Carmignac

    La remuneración que percibe el inversor depende de la duración del préstamo y del perfil de riesgo del emisor. Al igual que ocurre con una hipoteca, cuanto más largo sea el plazo del préstamo, más alto será el tipo de interés. Del mismo modo, cuanto mayor sea el perfil de riesgo del prestatario, mayor será el tipo de interés del bono.

    Existen varias categorías de bonos en función del perfil de riesgo del emisor. La categoría de inversión (o grado de inversión) incluye los perfiles con las calificaciones más altas de las agencias de calificación crediticia (Standard & Poor's, Moody's, Fitch Ratings, etc.). Los bonos de alto rendimiento (high yield) se corresponden con un perfil de emisor de mayor riesgo.

  • Las ventajas de los bonos
    Carmignac

    Al titular de un bono se le garantizan, salvo si el emisor quiebra, unos ingresos fijos y regulares en unos plazos predefinidos a lo largo de un periodo de tiempo determinado, a excepción de los bonos de cupón cero (ver la sección Principales tipos de bonos).

    El acreedor o titular del bono, tiene prioridad sobre el accionista en caso de incumplimiento (quiebra) del prestatario. En ese caso, la venta de los activos de la empresa se utiliza para pagar en primer lugar a los acreedores, mientras que los accionistas se repartirían el resto.

    Los bonos permiten diversificar la cartera de valores de un inversor.

    Salvo en caso de quiebra, los bonos conservan el capital invertido si el titular los mantiene hasta su vencimiento.

  • Principales tipos de bonos:
    Carmignac

    Los bonos de tipo fijo ofrecen una remuneración que se fija en el momento de la emisión y que no varía durante toda la vida de los títulos.

    Los bonos de tipo variable ofrecen un rendimiento que fluctúa con los cambios en los tipos de interés del mercado financiero.

    Los bonos de cupón cero no generan ningún ingreso regular. Los intereses se capitalizan a lo largo de la vida del préstamo y se pagan en su totalidad al vencimiento.

    Los bonos indexados a la inflación protegen al inversor frente a subidas de los precios, ya que los intereses pagados por el emisor y el reembolso del principal evolucionan en función de la inflación.

    Por último, hay bonos que pueden convertirse o canjearse por acciones: son los bonos convertibles y los bonos canjeables en acciones.

  • ¿Cuál es la diferencia entre el tipo nominal y el tipo real?
    Carmignac

    Cuando se adquiere un bono, el inversor presta dinero a cambio de un rendimiento determinado por un tipo de interés acordado entre el inversor y el prestatario. Este es el tipo pagado realmente, también denominado tipo nominal.

    Sin embargo, para tener una estimación más realista de lo que realmente aportará un bono a un inversor, es necesario pensar no en términos «nominales», sino en términos «reales» para tomar en cuenta la evolución de los precios. Para ello, el tipo nominal se ajusta a la inflación. Esto se denomina tasa real (o rentabilidad real).

  • Cómo invertir en bonos
    Carmignac

    Es posible invertir directamente en bonos, pero puede requerir el desembolso de una suma considerable, ya que el valor nominal de un bono suele ascender a varias decenas o incluso cientos de miles de euros. Para un inversor particular, lo más fácil es invertir a través de fondos de inversión.

    Gestionados de forma profesional, estos fondos se benefician de los conocimientos y la experiencia de los expertos en la selección de valores en los que invertir y en la diversificación de riesgos e inversiones.

    En Carmignac, contamos con más de 30 años de experiencia dedicados exclusivamente a la gestión del ahorro de nuestros clientes. Invertimos en el interés de nuestros clientes, poniendo a su disposición nuestra experiencia para ayudarles a alcanzar sus objetivos de ahorro a largo plazo.

Diferenciar entre bonos y acciones:

Carmignac

Para descubrir la gama de obligaciones de Carmignac

Haga clic aquí