Flash Note

La creciente importancia de una gestión de ESG activa

14.12.2020

A medida que crece la tendencia de la inversión sostenible 1 , los productos de inversión se multiplican, por lo que los inversores disponen de una amplia gama de estrategias de entre las que elegir. Estos productos ofrecen una variedad de soluciones para los retos en los planos social y medioambiental y están disponibles con enfoques tanto activos como pasivos: en otras palabras, independientemente de si el fondo gestiona de forma activa o pasiva los riesgos y oportunidades que se derivan de los criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno (ESG).

El enfoque pasivo ha constituido un importante catalizador del crecimiento en los mercados de inversión sostenible, probablemente porque cuenta con comisiones más reducidas, es adaptable y resulta más fácil de implementar y auditar internamente. No obstante, en Carmignac creemos que la gestión activa resulta decisiva a la hora de generar valor para nuestros clientes y de impulsar cambios efectivos en los planos medioambiental y social a largo plazo.

Este informe, elaborado por Justin Kew, analista ESG en Carmignac, y avalado por Alex Edmans 2 , que contribuye con un prólogo , analiza las limitaciones de los enfoques pasivos a la inversión sostenible frente a aquellos activos.

(1) "Inversión sostenible" es un término amplio que significa tener en cuenta los factores ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) en las decisiones de inversión y / o propiedad, con el fin de lograr rentabilidades a largo plazo. A menudo se usa indistintamente con otros términos como inversión responsable y ética (PRI, 2020). (2) Profesor de Finanzas en la London Business School y autor de “Grow the Pie: How Great Companies Deliver Both Purpose and Profit”, marzo de 2020.